163
163

Un hombre murió en Inglaterra en un incendio en su casa después de que un cigarrillo electrónico que estaba cargando explotara y se prendiera fuego su máquina de oxígeno.

El individuo, de 62 años, fue encontrado en su habitación de la ciudad de Wallasey por los bomberos que acudieron a apagar el incendio en su propiedad, de acuerdo con información de El Intransigente.

La causa de muerte todavía tiene que ser establecida, pero suponen que puede haber sido por asfixia. Un vocero de los bomberos aseguró que ahora comenzará una investigación para determinar si efectivamente el cigarrillo electrónico explotó en la habitación.

"La investigación está en marcha, pero se cree que fue porque el aparato con el que estaba siendo recargado el cigarrillo electrónico no era el que había venido con el dispositivo", explicó Myles Platt, encargado de los bomberos, según reveló la BBC.

"Instamos a la gente a usar siempre los equipos eléctricos de acuerdo con las instrucciones y directrices del fabricante, que no dejen elementos eléctricos cargándose durante la noche y que no mezclen piezas de diferentes e-cigarrillos", dijo un vocero de la policía de Merseyside.

Los cigarrillos electrónicos se han popularizado en varios lugares del mundo en el último tiempo como un mecanismo para terminar con la adicción al tabaco.