Ecuador se ríe del "Tin" Delgado, un diputado que "no sabe leer"

  163
163
  163
163
  163
163

Agustín "el Tin" Delgado es uno de los jugadores más destacados de la historia de Ecuador. Fue uno de los primeros en jugar en Europa, y con la Selección Nacional, participó de dos mundiales, disputó 72 partidos y convirtió 31 goles.

Era, sin dudas, uno de los futbolistas más queridos. Por eso, al retirarse de la competencia profesional en 2010, fue tentado por el gobierno de Rafael Correa para participar en política.

El 14 de mayo de 2013 asumió como diputado de la Asamblea Nacional por el oficialista Alianza País. Desde entonces, como era de esperar para alguien sin formación política, tuvo una participación casi nula en los debates públicos.

  163
163

Pero dos meses atrás pidió la palabra en el pleno de la Asamblea y pronunció un discurso. No empezó de la mejor manera, ya que en vez de decirlo con naturalidad, como la mayoría de sus colegas, lo leyó sin despegar los ojos del papel.

Hasta ahí la escena podía generar algún comentario, pero no mucho más. Lo que disparó las burlas en las redes sociales y en los medios de comunicación fueron las increíbles dificultades que tuvo para leer.

  163
163

El ex jugador del Club Deportivo Valle del Chota se trababa constantemente, confundía las palabras y muchas ni siquiera sabía cómo pronunciarlas, como si se tratara de otro idioma.

La reacción más comentada fue un video (presentado arriba) que repite las peores partes de la lectura y lo compara con el Chavo del Ocho leyendo una revista escrita en castellano como si fuera inglés.

Las bromas llegaron a las páginas de los diarios nacionales. Xavier "Bonil" Bonilla, publicó una caricatura en El Universo en la que se ve al Tin. "Com... con... m... mi diii... scurso todos diccen 'Pobre Tin, Pobre Tin'. Pero con mi sueldo de asambleísta ya nadie dice 'pobretón, pobretón'", dice.

  163
163

Ante las críticas, Alianza País emitió un comunicado en apoyo a Delgado. "Es lamentable que en redes sociales se haga una burla grotesca, amparada en el anonimato, a muchas personas. También se lo ha hecho con nuestro compañero asambleísta Agustín Delgado, a quien se ha pretendido afectar sus dignidad a partir de la cadena de insultos e improperios", dice el documento, firmado por el bloque legislativo del oficialismo.

"Este tipo de actos deja ver el racismo aún presente en la estructura social, disfrazado de acto político", agrega.

El propio diputado salió a defenderse y atacó a Bonilla a través de su cuenta de Twitter. "Bonil usa mi foto en su caricatura, me trata despectivamente de pobretín y luego habla del sueldo y me llama pobretón y es mala interpretación", escribió.

Al ver las reacciones suscitadas, el caricaturista se disculpó. "Si la expresión de una disculpa pública contribuye a borrar la sensación de irrespeto que ha sentido usted, de modo personal, yo aquí le expreso esa disculpa. De igual manera, hago extensiva esta determinación a su familia y a todos los suyos", publicó en su cuenta de Twitter.

Pero las disculpas no fueron aceptadas por Delgado, que presentó un reclamo formal ante el Consejo de Regulación de la Información, Cordicom, controlado por el Gobierno. De prosperar el proceso, Bonil podría ser sancionado económica y hasta penalmente, como ya le ha ocurrido en el pasado por una caricatura en la que denunciaba la corrupción política.

A continuación, la intervención completa del Tin Delgado en la sesión 277 de la Asamblea Nacional, el 6 de mayo de 2014, que se viralizó varias semanas más tarde.