163
163

Si uno pensara que la tecnología de vestir está en todos lados, no estaría equivocado. Se pueden comprar relojes, anillos, pulseras e incluso vestidos. Pero tienen un gran problema: con sus grandes pantallas, parecen sacados de una película de ciencia ficción.

Este no es el caso de Ritot, un smartwatch que ya recaudó casi u$s445 mil en Indiegogo y que parece un brazalete común y corriente, pero con una diferencia con sus pares: la hora y las notificaciones son proyectadas en la mano con una luz.

Por más que su función principal es mostrar la hora, quienes conecten sus dispositivos móviles sentirán vibraciones y verán la proyección al recibir una notificación. Esta desaparecerá simplemente al agitar la mano o a los diez segundos. Además, cuenta con un cargador inalámbrico.

Estará disponible para Android, iOS y Windows Phone y será lanzado a u$s120 en 2015 en cuatro tamaños y colores distintos.