El mediador Daniel Pollak.<br> AP 162
El mediador Daniel Pollak.
AP 162

Las negociaciones aún no se terminan entre el gobierno argentino y los holdouts, y ahora se siente más el tiempo de descuento. Durante una audiencia de las partes con el juez neoyorquino Thomas Griesa, donde se rechazó reponer el stay que pedía el país, el mediador Daniel Pollack convocó a una nueva reunión conjunta entre la Argentina y los fondos para evitar el default.


"El stay no es necesario para avanzar con el diálogo", aseguró el magistrado. De no llegar a una solución, el país podría caer en default el próximo miércoles 30 de julio, ya que no podrá efectuar el pago a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y 2010. El magistrado rechazó el pedido de los abogados de Argentina de reponer la medida cautelar para que se les pueda pagar a los tenedeodres de bonos de la deuda reestructurada.


"Juicios son juicios", dijo Griesa, quien cuestionó la "incendiaria" y "desafortunada" retórica de la Argentina. Además, aseguró que el caso llegó a un "tiempo crucial" y que ahora es necesario llevar a cabo pasos "sensibles" para llegar a un acuerdo. Pero el estudio de abogados que representa al país, Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP, adelantó que es imposible acordar en una sola semana.


La nueva audiencia será mañana a las 11 de la mañana (hora Argentina), y es una nueva instancia para que ambas partes avancen en las negociaciones con los fondos buitre. Antes de la audiencia con Griesa, el fondo Aurelius Capital Management había dicho que la Argentina utiliza excusas para no negociar. Hasta el momento, se desconoce si algún funcionario del Gobierno viajará para asistir a la reunión.


"La simple verdad es que los líderes argentinos no han tenido interés en negociar. No ahora ni tampoco durante los dos años y medio que el 'stay' estuvo en vigencia. El último alegato argentino continúa la letanía de lamentos con excusas inventadas", aseguró en un comunicado de prensa. Y analizó: ""Ellos (por el Estado argentino) prefieren arriesgar el sustento de los argentinos antes que sentarse y alcanzar un acuerdo".