AP 163
AP 163

"El proceso de identificación de los seis soldados implicados en un incidente en Gaza ha terminado y los esfuerzos para identificar al séptimo siguen su curso", señaló un comunicado del Ejército.

Según medios locales que citan a fuentes militares israelíes,

su desaparición aconteció en la madrugada del sábado al domingo

, en un incidente en el que un blindado fue blanco de un ataque con un cohete antitanque, explosión que causó la muerte de siete soldados de la Brigada Golani.

El suceso se produjo en el barrio Shahaiya, al noreste de la ciudad de Gaza, y el Ejército israelí investiga las circunstancias por las que el blindado, un modelo viejo y desprotegido para ese tipo de escenarios, fue empleado en lugar de otros más modernos.

Los medios locales indicaron que el blindado tuvo una avería y que dos de los soldados que viajaban en su interior salieron con el aparente objetivo de tratar de solucionar el problema, momento en que se registró la explosión en el tanque por el impacto del cohete disparado contra un flanco sensible del vehículo.

Las sospechas apuntan a que milicianos palestinos se llevaron a uno de los soldados que estaban fuera del blindado o sus restos.

La familia del soldado preparaba su funeral cuando fue informada de su desaparición

De acuerdo con un comunicado oficial del Ejército israelí, "un vehículo armado que llevaba siete soldados de la Brigada Golani fue severamente dañado en combate".

La nota precisa que los familiares de los siete uniformados involucrados en este suceso fueron informados de las circunstancias del ataque y que se completó la identificación de seis de ellos.

El Canal 10 de la televisión israelí informó que la familia del soldado desaparecido es del norte del país y que preparaba su funeral cuando fue informada por responsables militares de su desaparición.

Las Brigadas de Azedín al Kasem, brazo armado de Hamás, anunciaron el domingo la captura en combate de un soldado israelí, lo que llevó a las calles de Gaza y Cisjordania a numerosos palestinos que recibieron con beneplácito y celebraron la noticia.

 AP 163
AP 163

Desde que se inició la ofensiva por tierra en la Franja de Gaza el pasado jueves, 27 soldados israelíes han perdido la vida y más de un centenar resultaron heridos, en una operación militar destinada a acabar con la capacidad ofensiva del grupo islamista Hamas.

En los cincos días que dura la invasión terrestre, las fuerzas armadas israelíes han descubierto 66 bocas de 23 túneles que conducían a su territorio.

La localización y destrucción de los túneles es uno de los objetivos prioritarios dentro de la operación y una de las razones esgrimidas por Israel para iniciar la incursión con tropas de infantería de la Franja.

Además, el despliegue militar por tierra, mar y aire pretende debilitar al máximo las infraestructuras de cohetes de Hamás y otros grupos armados, fin con el que ha golpeado 2.925 localizaciones en Gaza, sólo 1.388 durante la fase terrestre.

Numerosos palestinos recibieron con beneplácito y celebraron la noticia.

Desde la fecha, y de acuerdo con fuentes castrenses, aproximadamente 2.060 de estos proyectiles han sido lanzados al sur, centro y norte de Israel, de modo que llegaron a ciudades como Haifa, a más de 150 kilómetros.

Unos 1.600 alcanzaron suelo israelí mientras que 396 fueron interceptados por el sistema defensivo Escudo de Acero.

En el marco de la extensión del operativo, el Ejército israelí contabilizó 183 milicianos palestinos muertos por sus tropas.