163
163

El dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López es un ferviente creyente. Luego de ser apresado en febrero de este año, su mujer, Lilian Tintori, le había llevado a su celda una figura de la Virgen de Coromoto, la patrona de Venezuela.

Ahora, en una imagen difundida este lunes, es posible ver a López asistiendo al servicio de misa de la cárcel de Los Teques, acompañado de otros reos, como el destituido alcalde de San Diego (Carabobo), Enzo Scarano.

La imagen fue difundida por la cuenta Verdades Judiciales (@verdadesjudiciales), la cual tenía apenas dos seguidores y fue eliminada de Twitter unos minutos más tarde.

Es que la fotografía, a pesar de mostrar la fe del líder opositor –cuyo juicio oral y público por supuesta instigación a la violencia y a delinquir comenzará este miércoles–, es una estrategia del chavismo.

Días atrás, la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, había dicho que era mentira que López estuviera aislado, porque tenía la posibilidad de asistir a misa. Sin embargo, sus familiares denuncian que desde que está preso sólo han podido verlo un puñado de veces porque los guardias no los dejan ingresar al penal.

Por su parte, Tintori, acompañada por su familia, reiteró en Washington la necesidad de que la comunidad internacional presione al gobierno de Nicolás Maduro para que libere a todos los presos políticos que hay en las cárceles venezolanas.

"Esperamos solidaridad, no le deseamos a ningún país del mundo lo que nosotros estamos viviendo; no le deseamos a nadie vivir en dictadura. Creemos en los valores de la política exterior, sabemos que es muy importante lo que otros países digan", dijo la esposa de López en una rueda de prensa.