Revista Luz
Revista Luz

Alessandra Martin tiene 31 años, estudió periodismo y hace poco más de cuatro meses llegó a la Argentina para buscar una oportunidad, sin imaginarse que tan pronto ganaría un lugar en la televisión: primero en Intratables, luego en América Noticias y ahora como la nueva incorporación de Intrusos.


Durante una entrevista con Luz, habló sobre su trabajo en televisión que se dio casi por accidente ya que luego de una entrevista con la Gerente de Programación de América, Liliana Parodi, fue como invitada a ver el programa Intratables y el conductor, Santiago del Moro le dijo que al día siguiente iba a sentarla en el panel.


"En televisión te marcan mucho las imperfecciones. Por ejemplo, aquí el maquillador empezó a afinarme la nariz y yo siempre pido que me rellenen las cejas. Esos detalles pueden llevar a más de una a hacerse una cirugía", opinó la flamante panelista de Intrusos, quien no se haría una cirugía: "Lo mejor es aceptarse como uno es. Es más barato y no implica entrar a un quirófano por algo banal".


Es que Alessandra está acostumbrada a las críticas. Según aseguró, siempre la burlaron por el tono de su piel: "Cuando era chica lloraba porque mi piel era muy blanca. Mi mamá me decía que si alguien me cargaba tenía que responder que la tez clara tenía que ver con la burguesía y los morenos, en cambio, eran así porque trabajaban en el campo".


En su adolescencia vivió este complejo como traumático y decidió no usar shorts para no mostrar sus piernas blancas. Aunque, a pesar de las burlas, le encontró algo bueno a lo que le pasaba: "Todos están siempre pendientes de mi piel. Es una buena excusa para que te malcríen cuando estás en la playa".