La odisea que vivieron los pasajeros del Tren de las Nubes

  162
162
 Prensa Gendarmería 162
Prensa Gendarmería 162
 Prensa Gendarmería 162
Prensa Gendarmería 162
 Prensa Gendarmería 162
Prensa Gendarmería 162
 Prensa Gendarmería 162
Prensa Gendarmería 162

Más de 400 pasajeros estuvieron al borde de protagonizar una tragedia cuando el Tren de las Nubes descarriló antes de llegar a la mitad de su recorrido. El incidente ocurrió en San Antonio de los Cobres, cuando el tren iba rumbo al viaducto de la Polvorilla.

"Uno de los vagones descalzó y eso ocasionó que no pudiera continuar el viaje", explicó Juan Cabrera, gerente de Ecotren, la empresa concesionaria a cargo del paseo.

Si bien no hubo heridos, los pasajeros tuvieron que retornar caminando ya que la zona es de difícil acceso y la única manera de salir es a caballo o con al ayuda de un vehículo apropiado a través del tramo seco del Río Montenieva. Esta exigencia generó múltiples quejas y críticas a la organización.

"Había gente descompensada que no podía caminar y nos hicieron caminar 6 km a la deriva. Eso no puede ser, tiene que haber una solución. Tienen que afrontar la situación. No había guía para la caminata. Había gente que estaba más de 2 km de la última persona que estaba caminando". relató una de las personas.

Otro de los protagonistas apuntó su queja contra el operativo de seguridad: "A las 12:30 se clavó el tren, eran al 1 y no nos querían dejar bajar. Nos pidieron que cerremos la ventanilla y ya había olor a combustión porque le motor estaba prendido. Yo me bajé a la fuerza. No sé qué querían hacer, que la gente no se baje del tren".

Uno de los pasajeros reconoció que al llegar fue indemnizado, pero contó que al momento del accidente la organización dejó mucho que desear: "Me devolvieron el 100% el pasaje cuando llegamos pero en el accidente nadie sabía qué hacer. Nadie nos dijo, teníamos que manejarnos solos. Hablamos entre nosotros para saber qué hacer y lo encargados entre ellos para ver qué hacían. Nadie sabía qué hacer ante una emergencia".

"Una experiencia muy fea, alrededor de 500 personas a 3.800 metros de altura. No sabemos por qué motivo descarriló. Algunos dicen que se abrieron las vías. Nos quedamos 40 minutos arriba del tren, lo cual es una negligencia por parte de la empresa ya que lo primero que tuvieron que haber hecho es hacer bajar el pasaje", opinó un señor, visiblemente molesto y desilusionado.

Luego de al espera y la caminata, el Grupo Especializado de Alta Montaña del Escuadrón 22 "San Antonio de los Cobres" de Gendarmería Nacional, en camión 4x4 y cuatriciclo, llevaron a cabo las tareas para asistir y trasladar a los pasajeros, desde el lugar del accidente hasta la zona donde se encontraban los colectivos y camionetas que los transportaron hasta la Salta capital.

Los turistas no sufrieron lesiones, únicamente síntomas producto de la altura y ansiedad por stress, los cuales fueron asistidos y contenidos por los gendarmes, quienes les brindaron administración de oxígeno