163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163

Esta mañana, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) interceptaron a 13 terroristas de Hamas, que intentaban infiltrarse en Israel a través de un túnel construido por el grupo terrorista palestino, que comunicaba la zona sur de la Franja de Gaza con el sur israelí, más específicamente con la comunidad de Sufa.

De esta manera, la FDI desbarató lo que era un inminente ataque terrorista, que estaba dirigido a los kibutz israelíes, una comunidad tradicionalmente ligada a la agricultura.

El frustrado atentado podría haber tenido consecuencias devastadoras

Según consigna el cuerpo de seguridad en su página web, el frustrado atentado podría haber tenido mortales y devastadoras consecuencias si se lograba llevar a cabo. De acuerdo con lo reportado por soldados de la FDI, no se reportaron heridos.

La construcción de este tipo de túneles es uno de recursos que ha empleado Hamas para violar la soberanía y la seguridad de Israel, con el objetivo de atentar contra la población civil, agrega la Fuerza de Defensa.


Asimismo, el organismo de seguridad apuntó que la organización terrorista no es capaz de lanzar ataques a Israel sin provocar consecuencias mortales.

"La IDF (por sus siglas en inglés) continuará combatiendo los esfuerzos de Hamas por aterrorizar a los civiles israelíes", asegura la Fuerza israelí. Éste es el video que publicaron para mostrar cómo fue el operativo en la frontera:

Fin de la tregua

Ante la propuesta de la ONU, y tras la muerte este miércoles de ocho niños –cuatro de ellos en el ataque contra una playa de un enclave palestina en Gaza–, Israel y Hamas en un primer momento se habían comprometido a un cese el fuego por "motivos humanitarios".

No obstante, la tregua duró apenas dos horas. En el sur de Israel las sirenas volvieron a sonar en señal de alerta a su población ante posibles ataques.

Según denunció el Ejército, las zonas de Eshkol y Ashkelon sufrieron al menos tres impactos, sin que se reportaran daños o heridos.

Este no fue el primer cese el fuego que se intentó establecer en estos casi diez días de hostilidades. El lunes Egipto propuso detener las ofensivas e Israel se adhirió al pedido. Mientras que Hamas volvió a mostrar su negativa y siguió atacando, por lo que el gobierno de Benjamin Netanyahu volvió a dar luz verde a su Ejército para continuar los combates contra el grupo terrorista.