163
163

"Con esta ceremonia se pide a la divinidad que haya abundante pesca, la principal actividad económica de los pobladores" del apartado municipio costero de San Pedro Huamelula, explicó a la agencia de noticias AFP Joel Vásquez, el alcalde de esa localidad de la región de Oaxaca.

La prensa mexicana publicó este martes imágenes de la boda en las que aparece el político junto al joven reptil, que después fue liberado, enfundado en una especie de vestido blanco de novia.

La ceremonia, que se celebró el 30 de junio como cada año desde el siglo XVIII, fue encabezada en esta ocasión por el líder de la comunidad indígena de la etnia chontal, quien preguntó al alcalde si aceptaba como esposa a la "niña princesa", como se denomina a la novia, que debe atraer la prosperidad para los pescadores.

Vásquez señaló que la ceremonia sirve "para el fortalecimiento de esta cultura para las nuevas generaciones". La lagarta fue capturada expresamente para el ritual y, cuando esta finalizó, fue liberada en un centro de conservación de fauna silvestre ubicado en la cercana ciudad portuaria de Salina Cruz, sobre el océano Pacífico. La ceremonia nupcial es precedida por danzas indígenas que inician hacia el 23 de junio de cada año.

San Pedro Huamelula, de unos 9.600 habitantes, se localiza a unos 340 kilómetros al sureste de la ciudad de Oaxaca, capital del estado homónimo, y a 860 km al sureste de Ciudad de México. Oaxaca es una de las regiones más pobres de México y su población es mayoritariamente indígena.