Otro escándalo de Pistorius: peleó ebrio en una discoteca

 AFP 163
AFP 163

En pleno proceso judicial por el asesinato de su novia, el atleta sudafricano Oscar Pistorius está envuelto en un escándalo. El campeón paralímpico fue expulsado el sábado de una discoteca después de que se peleara, en estado ebrio, con otro cliente, tal como informa el diario de Johannesburgo The Star.

El incidente fue confirmado por la vocera de la familia Pistorius, Anneliese Burgess, quien aseguró que el atleta "fue atacado agresivamente" por otro cliente de este bar nocturno a causa de su juicio por el asesinato de Reeva Steenkamp.

"Estaba borracho y comenzó a insultarme a mí y a mis amigos para luego golpearme", declaró el joven con el que tuvo el enfrentamiento. The Star desveló que el otro protagonista de la pelea fue Jared Mortimer, amigo de la familia del presidente sudafricano Jacob Zuma, y según él, el altercado nació por insultos de Pistorius hacía el mandatario.

Sobre la pelea, Pistorius dijo que fue provocado por el asesinato de su novia. Otros dicen que insultaba al presidente sudafricano

Pero la versión de la vocera de la familia Pistorius totalmente opuesta relata que el atleta estaba tomando una copa con amigos en el bar "cuando un hombre se acercó a él y comenzó a interrogarlo de forma agresiva sobre el juicio, lo que derivó en una fuerte discusión y Oscar decidió abandonar el bar e irse a casa".

Mortimer, en declaraciones a The Star, aún va más lejos y detalla que Pistorius empezó provocando a varios clientes. "Comenzó a insultar a Jacob Zuma y a su familia. Yo me lo tomé de forma personal, porque soy muy amigo de un familiar de Zuma", aclaró.

El incidente tuvo que ser atajado finalmente por los guardias de seguridad. "Mortimer empujó a Pistorius y lo lanzó contra una silla. Los guardas le ayudaron a levantarse y ambos acabaron dejando el bar antes de que la pelea subiera mucho de tono. Pistorius se fue con su primo a casa", concluye el periódico.