163
163

Es el último acto de vandalismo sobre lugares sagrados que los terroristas del Estado Islámico de Irak y Levante llevaron a cabo. Y esta vez involucra los restos del profeta Jonás, venerado tanto por musulmanes como por cristianos.

Jonás aparece tanto en la Biblia como en el Corán, y las Escrituras enseñan que murió tragado por un gran pez o por una ballena, dependiendo de la traducción. La tumba permanecía en la Gran Mezquita de Mosul, que en los últimos días fue tomada por asalto por el grupo que aterroriza Irak y Siria desde hace meses. El video muestra cómo el EIIL destruye no sólo la tumba del profeta, sino otros sarcófagos sagrados que aún no han sido identificadas.

Ejecuciones masivas y campos de la muerte, crucifixiones y asesinatos al azar en la calle son acciones regulares en este grupo. Incluso, fueron ellos mismos quienes para darse a conocer grabaron y subieron a YouTube los videos más sangrientos de su corta historia.

Sin embargo, desde hace pocas horas, han emprendido un brutal raid por templos y monumentos sagrados para el islam, destruyéndolos. El EIIL es un grupo yihadista, que se encuentra activo en Irak y Siria, de filiación sunita. Medio Oriente está dividido por dos comunidades religiosas: sunitas y chiítas. Los primeros comprenden al 90% del mundo musulmán.