AFP 162
AFP 162
 163
163

La debacle de Brasil ante la selección de Alemania podría haber sido aún más catastrófica. El equipo de Joachim Löw le ganó 7-1 al anfitrión en las semifinales del Mundial Brasil 2014, pero la goleada hubiera sido mayor, de no ser por el pacto que acordaron los propios futbolistas germanos.

Según reconoció el defensor Mats Hummels en el diario Mirror Sports, los jugadores alemanes acordaron en el entretiempo levantar el pie del acelerador para "no humillar" a su rival. La primera etapa finalizó con un abrumante 5-0 que enmudeció al público que asistió al juego en el estadio Mineirao, de Belo Horizonte.

"Se tiene que demostrar respeto al oponente", dijo Hummels sobre la decisión de bajar la intensidad contra Brasil

"Se tiene que demostrar respeto al oponente, y era muy importante que nosotros lo hiciésemos. No tratamos de mostrar un poco de magia o algo así. Era importante que jugarámos nuestro juego durante 90 minutos", declaró el propio defensa del Borussia Dortmund al rotativo británico.

Pese a ese acuerdo que hizo Alemania en el vestuario para que Brasil deje de hacer el ridículo, la selección europea logró hacer dos goles más durante los segundos 45 minutos.

Todos los goles de la apabullante victoria de Alemania ante Brasil en las semifinales

Sobre la final que jugarán ante la Argentina, Hummels comentó: "Debemos mantener los pies sobre la tierra, pero ese no es problema para nosotros. Sabemos que lo complicado será el domingo. Será un enfrentamiento complicado, y la única oportunidad que tenemos es ganar desde el principio".

Ahora, Alemania se medirá con la Argentina en la gran final de la Copa del Mundo este domingo, 13 de julio. El partido se jugará en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, desde las 16 hora local (19 GMT).