Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162

Acompañado por el secretario Legal y Técnica, Carlos Zannini, y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el ministro de Economía Axel Kicillof leyó un documento redactado con riguroso vocabulario técnico-jurídico en el que informó que el Estado decidió pagar los vencimientos de deuda correspondientes a los tenedores de bonos que entraron en los canje de 2005 y 2010.


El funcionario anunció que los abogados de la Argentina volvieron a pedirle al juez Thomas Griesa la aplicación de una medida cautelar que suspenda la ejecución del fallo favorable a los holdouts que iniciaron litigios en la justicia norteamericana. El objetivo de esta medida, conocida como stay en el derecho de los EEUU, es evitar que los fondos que fueron girados al Banco de Nueva York puedan ser embargados. Paralelamente, los letrados de la Argentina negocian con los acreedores que no entraron al canje una salida al conflicto.


Minutos después del pedido público que hizo el ministro, el juez Griesa decidió rechazar la medida cautelar que había solicitado la Argentina.


Kicillof aseguró que el pago nunca estuvo en duda pese a que el propio Ministerio de Economía había publicado comunicados oficiales en los que indicaba que bajo estas condiciones no era factible realizar las transferencias de fondos.



"Cualquier conducta que pretenda obstaculizar este pago a nuestros acreedores constituye una actitud violatoria del ordenamiento jurídico del derecho público internacional que prohíbe la coerción a otros Estados en virtud de la igualdad soberana, cláusula que también rige en los Estados Unidos", resaltó el ministro.


Ahora el juez Griesa deberá tomar una decisión cuando los representantes de los fondos de inversión que exigen el pago del 100% de la deuda en default pidan un embargo del dinero que fue girado a Nueva York, equivalente a más de u$s500 millones.


La definición de la Argentina se adelantó para este jueves porque mañana rige un asueto administrativo en el área estatal por el Día del Empleado Público. Pese a ello, las autoridades del Banco Central informaron que mañana habrá operaciones habituales en los mercados. El vencimiento opera el próximo 30 de junio.


El texto completo de la declaración de la Argentina: