Denuncian que el gobierno tucumano financia las riñas de gallos