Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow
Verónica Guerman / Teleshow

El día que se cumplen 14 años de la muerte de Rodrigo Bueno, el cuartetero fue homenajeado con una estatua en la puerta del Fantástico de Once, el primer lugar en el que actuó el cuartetero cordobés en Buenos Aires.


Su mamá, Beatriz Olave, vivió este tributo con mucha emoción y cuando vio la escultura rompió en un llanto desgarrador.


"Hijito, hijito querido, te abrazo, te necesito, te extraño. Gracias Buenos Aires que me devolvió a mi hijo. No puedo vivir sin vos", gritó Betty Olave.

Del acto participaron Ramiro Bueno -hijo que el cantante tuvo con Patricia Pacheco-, Alejandra Romero, José Luis Gozalo -el mánager de Rodrigo- y "la Tota" Santillán. También estuvieron la vicejefa de Gobierno de la Ciudad, María Eugenia Vidal, y el Jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.


"Para la ciudad es un orgullo tenerlo acá representado. Más allá de que sea cordobés, trajo mucho cariño a Buenos Aires", dijo Rodríguez Larreta.