Cerca de las 20

de ayer,

un joven de 20 años fue observado por un efectivo

de la

dentro del

Alto Palermo

en una maniobra sospechosa

. A partir de allí,

el efectivo policial lo habría seguido hasta el local

de comidas rápidas donde

se produjo el primer forcejeo entre ambos

.

Ante la imposibilidad de reducirlo,

agentes de seguridad privada del lugar ayudaron al oficial a detener al muchacho cuando llegaron otros cinco individuos

que serían cómplices o amigos del detenido.

Según informó un canal de noticias, se produjo una gresca generalizada con piedras, patadas y fuertes golpes en la que el oficial y un agente de seguridad sufrieron heridas leves. El vidrio del local quedó totalmente destruido.

Los jóvenes involucrados en los incidentes se dieron a la fuga.