Fue un domingo intenso para los aficionados al fútbol que se encontraban en un bar del sur de la Florida, y no a causa del emocionante partido entre lo EEUU y Portugal. Eric Corey cayó de la ventana de un segundo piso de Fado Irish Pub en Mary Brickell Village y aterrizó en un toldo.


Varios hombres sostenían el techo para evitar que se derrumbe a la espera de que un equipo de emergencia venga a rescatarlo.



Minutos más tarde del insólito accidente, un bombero logró ayudarlo a bajar con una escalera ante una multitud que se hizo presente en el lugar.


El canal 7News había hablado con Corey, presidente de Miami Chapter of the American Outlaws, una agrupación que apoya el fútbol masculino, sobre el muy esperado partido sólo unas pocas horas antes del incidente.



"Estados Unidos va a sorprender al mundo durante esta Copa del Mundo", dijo. Él fue uno de los que ayudó a organizar la celebración que tuvo lugar en el bar sin imaginar que él sería el protagonista de la noche.


Después de su caída, Corey publicó un comentario en la cuenta de Facebook de American Outlaws Miami : "Hey Outlaws, estoy vivo y sin lesiones. Gracias por las oraciones y mejores deseos."