La Federación de Cámaras y Centros Comerciales Zonales, Fedecámaras, opinó que en estos tres días "nuevamente el turismo impulsó las economías regionales".


En ese sentido, según sus cálculos, "los viajeros gastaron unos $630 millones, dinero que desde los grandes centros urbanos se transfirió al interior del país y cuyos principales destinatarios fueron las pequeñas y medianas empresas", precisó el titular de Fedecámaras, Rubén Manusovich.


Las estimaciones de esa entidad indicaban que en estos tres días "se han movilizado 600.000 turistas con una estadía de tres noches y un gasto diario de $350", dijo.


Esto "significó un crecimiento de ventas minoristas del 5%, medidas en unidades y del 25% medidas en pesos, comparándolas con 2013", puntualizó el directivo.


Asimismo, estimó que la ocupación hotelera en los principales centros de recepción de turistas "llegó al 70%". Esto implicó un "15% más de turistas" y que las "ventas con tarjetas crecieron un 40%", afirmó.


Durante el fin de semana largo los lugares con mayor concentración de turistas fueron la Costa Atlántica y el interior bonaerense, las sierras de Córdoba, el NOA y las termas de Entre Ríos, puntualizó.