El ajuste llegó a la industria de la carne y de los electrodomésticos

  162
162

La caída de la actividad económica se hizo sentir en dos compañías emblemáticas del interior del país. En la localidad cordobesa de Huinca Renancó, un frigorífico de Grupo Cencosud y Casino decidió cerrar sus puertas y cesantear a sus 200 trabajadores; en Catamarca, la firma de electrodomésticos Finpak SA decretó paralizar su producción hasta este lunes, que incluyó suspensiones y el adelantamiento de vacaciones para el personal.

Luego de 22 años de actividad, la firma Carnes Huinca cerró en los últimos días a raíz de la falta de inversión en la planta y desinteligencias en el manejo de la empresa, según explicó el presidente de la Sociedad Rural de Huinca Renancó, Patricio Melián.

"Es un golpe durísimo para la comunidad y para los productores ganaderos, para el que produce novillos gordos tener un frigorífico tan cerca es cómodo, porque al flete siempre lo paga el productor", sostuvo Melián el viernes en radio Cadena 3.

El secretario general de Sindicato de la Carne, Juan Carlos Hidalgo, señaló a la misma emisora que la firma hizo "una retirada elegante", pero que "no les importó que tanto en Huinca Renancó como en Villa Huidobro quedaran 200 familias desocupadas".

Mientras tanto, el gobernador José Manuel de la Sota aclaró que está barajando distintas alternativas para que el frigorífico, que tiene proyectado trasladarse a San Luis, pueda seguir funcionando en Córdoba y sostener las fuentes de trabajo.

"Se está conversando la posibilidad de que (los propietarios) cedan la infraestructura del frigorífico, hemos hecho consultas con industriales del sector cárnico tratando de interesarlos, con apoyo del Gobierno", sostuvo este jueves el mandatario en la localidad de Pilar, en donde presidió el acto por el Día de la Bandera.

En el caso de Finpak, los empleados de la planta de la localidad catamarqueña de El Pantanillo fueron suspendidos por la "sostenida caída de las ventas" del sector.

A través de un comunicado en la Bolsa de Comercio porteña, el Grupo Garovaglio & Zorraquín -gerenciador de la firma- advirtió que el recorte de la producción surgió por el "sobrestock de productos", y aclaró que dicha medida podría extenderse hasta agosto.

"Se ha arribado a un acuerdo con el personal de la empresa, delegados y representantes de la UOM Catamarca por el cual se suspende hasta el 22 de junio a los operarios de la planta", señaló el escrito.

Los delegados gremiales de la fábrica informaron que hay aproximadamente 90 empleados en las líneas de producción de la fábrica, y que las suspensiones comenzaron hace aproximadamente dos semanas, con una paralización prácticamente total la última semana. Además, ya se comunicó la decisión de la empresa que comenzarán a darse vacaciones adelantadas.

Actualmente, los empleados están recibiendo el 85% del sueldo, luego de un acuerdo que homologaron con la Dirección de Inspección Laboral.