AFP 163
AFP 163
 Reuters 163
Reuters 163

Según la encuesta realizada por CNI/Ibope, la confianza en la mandataria brasileña también descendió, aunque en este caso fue desde el 48 hasta el 41 por ciento. Mientras que la aprobación personal de la jefa de Estado sufrió un declive hasta el 44%, desde el 51% obtenido en el anterior relevamiento.

El sondeo fue llevado a cabo luego de la apertura del Mundial el 12 de junio pasado en San Pablo, durante la cual Dilma fue abucheada por el público presente en el partido entre Brasil y Croacia. "Ei, Dilma, ¡vai tomar no c...", fue el grito que comenzó en el sector VIP del estadio Arena Corinthians, pero que luego se esparció por el resto del mismo.

Sin embargo, a pesar de su creciente baja en los índices de popularidad la Presidente continúa liderando la intención de voto de cara a las próximos comicios de octubre. Tiene el 39%, muy por encima de su principal rival, el opositor Aécio Neves, que cuenta con el respaldo de un 21% de los posibles votantes. Mientras que Eduardo Campos alcanza el 10 por ciento.

Los opositores Aécio Neves y Eduardo Campos alcanzan apenas el 31 por ciento

Para concretar este sondeo, los habitantes brasileños recibieron un listado compuesto por 11 posibles candidatos. El ex presidente Lula da Silva, que fue incluido en la lista, recibió apenas el 3% de las intenciones de voto.

En tanto, la ex senadora Marina Silva, del Partido Socialista Brasileño y aliada de Campos, fue escogida por apenas el 1% de los consultados. Este mismo porcentaje fue el que obtuvo Pastor Everaldo, del Partido Social Cristiano (PSC).

El anterior relevamiento llevado a cabo por la misma empresa en marzo no había examinado las intenciones de los votantes brasileños.

Para esta nueva encuesta, encomendada por la Confederación de la Industria Brasileña, se entrevistó a un total de

2.002 personas entre el 13 y el 15 de junio pasado,

y el sondeo tiene un margen de error de más o menos 2 puntos porcentuales.