Universidad Maimónides 162
Universidad Maimónides 162

Los dos mandatos consecutivos del Frente Amplio pusieron a Uruguay a la vanguardia de la lucha contra las adicciones. Primero fue el tabaco: en 2005 se convirtió en el primer país de Latinoamérica libre de humo. Luego, la marihuana, con la discutida legalización del consumo, la primera medida de este tipo en la región. La impronta, al parecer, continuaría en un eventual tercer mandato. "Impulsaré la lucha frontal y sin cuartel a las drogas, sobre todo la pasta base y el alcohol", sentenció Vázquez, al ser consultado sobre las políticas que promoverá si se impone en las elecciones de octubre, en las que buscará retornar al poder después de cuatro años de gobierno de José Mujica.

Pese a esa declaración de guerra contra las drogas, Vázquez defendió la despenalización del consumo de marihuana, lo que calificó como un "experimento". "Es un intento muy positivo del presidente Mujica, a efectos de luchar contra uno de los flagelos más importantes de la humanidad, que es el narcotráfico", justificó.

Su principal argumento apuntó a cuestionar el statu quo. "Más riesgoso que la legalización es el consumo y comercio ilegal, que no lo controla nadie. Entonces, ¿qué hacemos? ¿No regulamos y dejamos que todo siga como va? Hasta ahora el camino de la represión, el de la lucha armada contra el narcotráfico, no ha dado resultados", destacó.

También enfatizó en el capítulo preventivo de la normativa que legalizó el consumo de marihuana. "La ley habla de educar a los jóvenes. El mensaje es que 'no hay que consumir drogas'. Ninguna. La marihuana es mala. Todas son malas. El organismo no las necesita. En todo caso, sólo hay que consumir las drogas que prescribe el médico", advirtió. Y añadió: "Al adicto no hay que condenarlo, sino ayudarlo a rehabilitarse".

El ex presidente uruguayo habló con un puñado de medios, entre ellos Infobae América, luego de ser distinguido como Doctor Honoris Causa de la Universidad Maimónides de Buenos Aires, por su "trascendente actividad en el área de comunicación en salud". Allí dio una charla sobre "Cáncer, pobreza y educación".

"El cáncer es un desafío científico, pero también social. A menos desarrollo, más morbilidad y mortalidad de cáncer", sentenció desde el escenario Vázquez, oncólogo antes que político.

Lo explicó con cifras y ejemplos: Latinoamérica tiene 163 casos de cáncer diagnosticados por cada 100 mil, mientras que Europa tiene 264 y los Estados Unidos, 300. Sin embargo, la mortalidad en la región es de 13 fallecimientos por cada 22 casos, contra 13 por cada 30 en el Viejo Continente y 13 sobre 37 en el el país norteamericano.

"Esto no es casual, sino que está vinculado con las dificultados para acceder a la prevención y al diagnóstico temprano", interpretó. Dijo que en la región hay "320 millones de personas sin servicio de salud alguno".


No más primaria y secundaria

La propuesta de reforma educativa del Frente Amplio, que se conoció en abril, busca ampliar la "educación básica", desde los 3 ó 4 años hasta los 14 ó 15, y completar el ciclo con una "educación de jóvenes", hasta los 18 años.

"A los jóvenes no les alcanza con lo que reciben en la escuela secundaria para insertarse en el mundo laboral", analizó Vázquez para este medio. "La división clásica de primera y secundaria no sirve para el mundo actual. Quizás un ciclo entero hasta los 15 ó 16 años sea la clave de la próxima reforma educativa que tiene llevar adelante Uruguay y la región", explicó.

"Pero además se necesitan estímulos, incluso desde el punto de vista económico, como mejorar el número de becas y apoyar a los hogares para que sus muchachos estudien", aclaró el ex presidente uruguayo.

En cuanto a la inserción laboral de los jóvenes, señaló: "Hay que abrir el camino a nuevas tecnicaturas y especialidades. Por caso, en Uruguay es posible que en no mucho tiempo tengamos noticias de que hay gas y petróleo, algo que se está averiguando. Pero no tenemos especialistas que puedan enfrentar el desarrollo de esos temas".