Rocío Oliva habló con el diario Muy sobre el mal momento que vivió cuando fue pareja de Diego Maradona. Si bien hace un tiempo que se separaron, ahora ella quiere "jugar fuerte" porque su ex la acusó de haberle robado pertenencias de su domicilio en Dubai.

"¿Es cierto que hubo golpes?", le preguntó la periodista y ella, sin dar vueltas, respondió: "Sí, sí, tengo las pruebas para que nadie diga 'ahora dice eso por despechada'. Porque la gente lo primero que dice es 'por qué no lo dijo antes'".

"Él está jugando fuerte y yo duermo tranquila porque tengo pruebas de todo lo que digo", afirmó Rocío, quien reconoció que fue real el episodio en el cual testigos aseguraron que Diego la golpeó en un avión: "Yo dije que era mentira y era cierto".

"Ese día me fui para atrás con la clase económica. Me corrió hasta agarrarme del cuello y me llevó a primera", recordó Oliva, quien destacó que ese no fue el único episodio: "Fue reiterado".

"Como mujer de él, creo que hay cosas de la vida privada que no se cuentan, pero Diego está jugando fuerte y yo no soy (Verónica) Ojeda. Fueron otras sometidas de él que sufrieron cosas. Voy a hacer algo legal. Lamentablemente voy a tener que ir por todo", finalizó.

Oliva dijo que la conversación entre Maradona y Clérici no era sobre drogas y dio a entender que se trató de una relación homosexual.