163
163

En Paraná, casi 10.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares debido a las fuertes lluvias registradas durante los tres últimos días, aunque las precipitaciones comenzaron a aplacarse durante la noche del domingo.

El escenario es tan grave que el gobernador de Paraná, Carlos "Beto" Richa, se vio obligado a firmar este lunes un decreto que declara "situación de emergencia" para 77 ciudades afectadas.

Además, deberán ser adelantados seis millones de reales para la compra de vacunas y medicamentos, entre otros productos básicos necesarios para enfrentar el sombrío panorama.

También es grave lo que está ocurriendo en el estado de Santa Catarina, donde cerca de 16.000 habitantes tuvieron que ser evacuados en los 24 municipios afectados por las lluvias.

Después de las inundaciones, el municipio de Río Negrinho decretó el estado de "calamidad pública". Mientras que otras cuatro ciudades de Santa Catarina también decretaron la "situación de emergencia": Jaraguá do Sul, Corupá, Rio dos Cedros y Timbó.

Si bien las precipitaciones amainaron, el nivel de las presas todavía preocupa entre las autoridades del Estado. Y según Defensa Civil, aún existe el riesgo de inundaciones en el norte de Santa Catarina, en el valle de Itapocu y en el Alto y Medio Valle de Itajaí.

En algunos puntos del Estado el nivel de los ríos comienza a estabilizarse, pero en otros las características de las cuencas hace que el nivel del agua todavía continúe subiendo.

Como consecuencia de los anegamientos, las clases fueron canceladas en algunas escuelas estatales de 17 municipios, según publica el periódico Folha de San Pablo.

 163
163

Apoyo oficial

La gravedad de las inundaciones provocó la reacción de la presidenta Dilma Rousseff, quien a través de su cuenta de Twitter aseguró que "hoy (lunes) conversé con el gobernador Beto Richa y le ofrecí la solidaridad del gobierno federal al pueblo de Paraná y a las víctimas de las fuertes lluvias".

La mandataria agregó en su perfil de la red social: "Daremos todo el apoyo necesario para ayudar al rescate y el acogimiento de los afectados".

Con respecto al desplazamiento de los recursos para enfrentar las inundaciones, Rousseff reveló que "decidí que el ministro de Integración viaje a Paraná para coordinar las operaciones de Defensa Civil, el Ministerio de Salud y el Batallón de Ingeniería del Ejército. Estamos junto a los paranaenses en estos momentos difíciles".