Un automovilista mató a un niño de 6 años e hirió a otro de 11 de gravedad al atropellarlos con su vehículo frente a una escuela de la ciudad entrerriana de Paraná. Su auto colisionó a otro y volcó, por lo que tuvo que ser auxiliado por la policía para salir. En ese momento, los padres de las víctimas, que estaba presentes en el lugar, intentaron lincharlo, pero los uniformados lo subieron rápidamente a una ambulancia. También se interpuso la jueza de Instrucción Marina Barbagelata, que había llevado a su hijo al colegio y fue testigo del accidente. A la sazón, como está de turno quedó a cargo del expediente.

El conductor del Volkswagen Voyage fue identificado como Silvio Ramón Díaz, de 39 años, quien tiene una agencia de venta de autos usados. La jueza Barbagelata reconoció que manejaba "a una velocidad excesiva".
El hecho tuvo lugar sobre Avenida Alameda de la Federación, en la zona de la Escuela del Centenario de Paraná y en pleno horario de ingreso de los alumnos al establecimiento. Al parecer, Díaz atravesó un semáforo en rojo antes de atropellar a los niños, chocar otros vehículos y volcar.

Los menores fueron trasladados al Hospital San Roque, pero el más pequeño, Emanuel Martínez, que iba a primer grado, falleció en la ambulancia. El mayor, en tanto, se encuentra estable.

"La reacción que tuvo el conductor luego del choque fue salir a increpar a los padres de los alumnos y fue ahí donde hubo una situación de mucha tensión, ya que intentaron hacer justicia por mano propia, por lo que efectivos policiales debieron tomar intervención", detalló el subdirector de la Policía de la provincia, Darío Ángel Dettler.

accidente parana 2