NA 162
NA 162

La designación del filósofo Ricardo Forster en la estructura del Ministerio de Cultura generó infinitas repercusiones. La mayoría de las críticas se centraron en el puesto que le fue asignado: "Secretario del Pensamiento Nacional". Este jueves, el jefe de Ministros, Jorge Capitanich, defendió las cualidades profesionales del flamante funcionario. "No hay dudas de su idoneidad ética y moral", resumió.


En su habitual conferencia de prensa, el chaqueño cargó contra la oposición "mediática" y "política" por "cuestionar la legitimidad de cada uno de los actos de gobierno" de la presidente Cristina Kirchner, entre estos últimos la creación del Ministerio de Cultura de la Nación, la organización que adoptó, y la designación de los funcionarios del área, como la titular de la cartera, Teresa Parodi, y ahora Forster. Y recordó que todas esas decisiones son atribuciones que otorga el artículo 99 de la Constitución Nacional a la jefa de Estado.


"Cuando un Presidente de la Nación es elegido por la voluntad popular y llega a casi el 55 por ciento de los votos, implica un respaldo contundente también al uso de las atribuciones", dijo el jefe de Gabinete al ser consultado por la prensa sobre las críticas por la designación del filósofo de la agrupación de intelectuales Carta Abierta.


Acerca del nombramiento del profesor de la Universidad de Buenos Aires, concluyó: "Son inapropiadas e inmerecidas las críticas que ha tenido. Con Ricardo Forster estamos en el camino correcto".



Capitanich presentó ayer su segundo informe de gestión ante la Cámara de Diputados, en cumplimiento con la obligación que le dicta la Constitución Nacional. La sesión se inició poco después de las 11:35, con la presencia de 132 diputados y la ausencia de la mayoría de los bloques de la oposición, los cuales circularon un documento crítico contra el mecanismo adoptado por el jefe de Gabinete y "la forma de sesionar elegida por el Frente para la Victoria".


"Lo que haga o dejen de hacer los representantes de la oposición es responsabilidad de ellos", deslizó el funcionario, y disparó directamente contra los diputados que se abstuvieron de participar porque "dicen que es necesario respetar la Constitución" pero "en los hechos no la cumplen".


Unidad contra los acreedores

El jefe de Gabinete pidió a los bloques legislativos adversarios que acompañen al Gobierno en la disputa con los holdouts ante la justicia de los Estados Unidos, ya que se trata de una "política de Estado".


Pese a que la posición de unidad concluyó en nada, diputados del Frente Amplio Unen girarán su propia declaración de apoyo con las firmas de Elisa Carrió, Ernesto Sanz, Mario Negri, Margarita Stolbizer, Victoria Donda, y Martín Lousteau, entre otros. Los senadores de esa coalición se expresarán de igual manera.