Reuters 163
Reuters 163
 Reuters 163
Reuters 163

El Instituto de Internacional de Prensa (IPI, por si siglas en inglés) instó hoy al gobierno de Jordania a levantar el absurdo bloqueo que pesa sobre al menos una docena de sitios de noticias de aquel país, luego de que el régimen los censurara hace ya un año. El IPI pidió hoy a las autoridades jordanas derogar la ley que obliga a la obtención de licencias para poder ejercer el derecho a la libertad de prensa y tomar las medidas necesarias para reformar otras leyes que amenacen a la actividad.

En junio del año pasado, las autoridades de ese país bloquearon más de 200 portales de noticias por violar una ley que les exigía a esos sitios una licencia para poder ejercer sus tareas. La normativa también les exigía a los sitios tener un editor que fuera parte de un sindicato nacional.

Para IPI, la acción del bloqueo no sólo causa interrupciones en las tareas periodísticas y un perjuicio financiero por el enorme crecimiento del mercado de noticias por internet, sino que actúa como un gravísimo antecedente que podría ser imitado en los demás países de la región como acto de presión y de censura.

"IPI cree que el requisito de registro de Jordania es una injusta imposición de control gubernamental sobre los proveedores de noticias de internet, dándole a las autoridades políticas el poder de decidir quién puede operar, quién está a cargo de la dirección editorial, y les otorga la autoridad para revocar la licencia", señaló el Director Ejecutivo Alison Bethel McKenzie.

La máxima autoridad de esa organización agregó que "la regulación jordana repersenta una injusta interferencia en el intercambio global de ideas e información, y va en contra de los propios enunciados del gobierno que asegura que apoya los medios independientes y el acceso a la información sin censura".

El año pasado, la Comisión Regulatoria de Telecomunicaciones bloqueó el acceso a sitios dentro de Jordania, argumentando que "no cumplía con un cambio introducido recientemente en la Ley de Prensa y Publicaciones que estipulaba la obtención de licencia por parte de los sitios de internet". Desde ese momento, el IPI instó al Parlamento jordano y a su monarca, el Rey Abdullah II, a reconsiderar ese requisito.

La idea de las licencias -que es una herramienta ideal de censura para los regímenes que no soportan la libertad de expresión ni las críticas de la prensa- ya prendió en otros países. Hace menos de un mes, el gobierno ruso promulgó una ley similar que pondría en peligro la información libre en esa nación.