163
163

Según

, el dibujo del niño hambriento que solamente tiene una pelota de fútbol en su plato ha sido compartida más de 40 mil veces en Facebook. Ito lo pintó el 10 de mayo, justo cuando las manifestaciones y protestas por los gastos que acarrea el

recrudecieron.

La demora en la construcción de los estadios y las huelgas policiales que amenazan con dejar sin suficiente custodia alguna de las sedes del torneo completan un cuadro complicado cuando falta menos de un mes para el inicio.

"La gente ya tiene el sentimiento y esta imagen condensó ese sentimiento", explica el artista al bloguero Jeremy Stahl, quien difundió su obra.

"Tenemos que mostrar al mundo o a nosotros mismos que la situación todavía no es buena", expresó en referencia a la pobreza en la que siguen viviendo muchos brasileños a pesar del enorme crecimiento que tuvo el país en la última década.

La iniciativa original de Paulo Ito era colocar el mural cerca del estadio Arena Corinthians, donde se jugará el partido inaugural de la Copa del Mundo. Pero después cambió de idea y decidió colocarlo en un colegio paulista de clase media.