Un fiscal federal pidió la apertura de una investigación contra el Tribunal de Tasación que entregó un informe en la Justicia en el que avaló el precio de la indemnización que fijó el Congreso a la española Repsol por la expropiación del 51 por ciento de YPF.


Se trata de una denuncia que hizo la diputada Elisa Carrió en donde acusó que el cálculo no se hizo de acuerdo a los pasos que sigue la ley y en donde se hizo "sin ajustarse a las prescripciones legales que deben ser observadas a los fines de determinar si corresponde el pago", a la par que acusó una suerte de "enriquecimiento sin causa" a favor de Repsol.


Carrió había designado al Tribunal de Tasación por las irregularidades del informe en el que avaló la suma de 5000 millones de dólares que previamente acordó el gobierno nacional para pagar a la empresa española. En ese sentido, acusó que al momento de fijarse el valor, no se tuvo en cuenta tampoco el pasivo de la empresa.


Ahora, el fiscal Ramiro González firmó el requerimiento para que el juez Ariel Lijo abra una investigación contra el presidente del Tribunal, Galdino Cattaneo, y el de la Sala ad hoc, Daniel Eduardo Martin. Los dos habían sido denunciados por Carrió tanto en el juzgado de Ariel Lijo por falsedad ideológica y en el de Norberto Oyarbide por defraudación a la administración pública.


Por ello en el requerimiento presentado ante Lijo el fiscal pidió que verifique en qué estado se encuentra aquella otra denuncia hecha ante Oyarbide, y para que en todo caso se unifique a fin de evitar resoluciones contradictorias.


En la investigación por el acuerdo con Repsol ya se encuentran imputados el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; así como el CEO de YPF, Miguel Galuccio.