De a poco, los jugadores de la Selección argentina empiezan a arribar al país, luego de la extensa temporada en el exterior. Esto de cara al comienzo de los entrenamientos, que será la próxima semana.

Y uno de ellos es Sergio Romero, quien fue convocado por Alejandro Sabella más allá de no haber tenido una temporada con mucha continuidad, ya que fue suplente en el Mónaco, donde solamente disputó algunos partidos, siendo el titular en la Copa de Liga. "Estaba tranquilo, ya que sabía que llegaba a un club que tenía un arquero. Yo no me deseperaba, y estaba tranquilo. Sabía que en algún momento iba a jugar; y, aunque me tocó jugar poco, por lo menos estuve en los últimos dos partidos", confesó, en diálogo con Sportia, programa que se emite por TyC Sports.

"Es normal que haya críticas porque no he jugado, pero mi trabajo está dentro del campo. No me reprocho nada. He dejado todo cada vez que me tocó jugar", expresó, dejando en claro que entiende a aquellos que juzgan su citación. Y luego, agregó: "Cuando estoy con la Selección, Sabella me brinda tranquilidad y confianza. Me tocó no jugar y recibir respaldo; por lo que me da una gran serenidad. Espero poder seguir rindiéndole al entrenador".

Por otra parte, y ya dejando de lado lo individual, Romero se refirió a la ilusión que genera el hecho que falte tan poco para el Mundial; mientras que también dejó en claro que para él, la Selección es una de las principales candidatos al título. "Estoy pensando en Brasil desde el mismo momento en el que logramos la clasificación. Argentina siempre es candidata, ya que el país tiene una historia e intentaremos llevarla a lo grande. Tampoco hay que descartar a España u otras Selecciones que demostraron que tienen un gran poderío. Igualmente, considero que tenemos más chances que en el Mundial pasado", concluyó Chiquito, quien de no surgir ningún imponderable, será el guardameta titular.