AFP 163
AFP 163

La Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA) anunció el viernes que el París Saint-Germain era uno de los clubes castigados por no respetar la regla de no gastar más de lo que se ingresa.

Por ello, recibió una multa de 60 millones de euros (82 millones de dólares), 40 de los cuales no tendrá que pagar si reconduce el estado de sus cuentas. Además, en la Liga de Campeones sólo podría inscribir a 21 jugadores, en vez de los 25 normalmente autorizados.

"No cambia nada del proyecto, de la motivación del club o de los jugadores. Respetamos y aceptamos la decisión (de la UEFA). Pero nada ni nadie nos detendrá, siempre soñamos con mejorar", afirmó Al Khelaifi.

"Para ser claro: los jugadores que quiera, los tendré", respondió tajante el titular del PSG cuando se le preguntó por una posible restricción de las nuevas contrataciones.

El presidente de la entidad parisina señaló que cuando el club pasó a ser propiedad de la familia real qatarí había "un plan de cinco años" para llevar al equipo a lo más alto.

"Tenemos grandes jugadores, algunos entre los mejores del mundo, no sé si seguimos necesitando fichar y no es algo que dependa de los del fair play financiero. Ya hemos invertido mucho en estos tres últimos años y vamos a continuar, pero cuando nos haga falta", añadió.

Uno de esos nombres que según la prensa podrían llegar al París Saint-Germain es el francés Paul Pogba, de Juventus, aunque Al Khelaifi insinuó que no será así.

"Pogba es un excelente jugador, es el futuro de la selección de Francia, pero no es el perfil que buscamos en París, aunque tiene talento y la mayoría de clubes lo quieren", dijo el qatarí.

Sobre el posible regreso del brasileño

Leonardo

como director deportivo, señaló que "no hay urgencia" por el momento. "En el fútbol todo es posible, pero sinceramente, no hay un acuerdo cerrado con Leo", concluyó Al Khelaifi.