AFP 163
AFP 163

Tras la suspensión del diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, Venezuela aguarda por la llegada de los cancilleres de la Unsaur con el objetivo de destrabar las negociaciones y así volver a encauzar el camino del diálogo.

Luiz Alberto Figueiredo (Brasil), María Ángela Holguín (Colombia), y Ricardo Patiño (Ecuador), cuya llegada se espera para este jueves, oficiarán como terceros de buena fe en representación del bloque regional.

En los últimos días también se especuló con la presencia en la mesa de diálogo del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, luego de que el presidente Maduro confirmara esa posibilidad. Sin embargo, el vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi, descartó cualquier especulación al señalar que el cardenal "no tiene en agenda un viaje a Venezuela".

"La situación sigue siendo la que ya ha sido indicada, o sea la de una disponibilidad manifestada en términos generales, aunque no hay un viaje en agenda", resaltó Lombardi.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) suspendió el proceso días atrás, luego de que miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional reprimieran a cientos de estudiantes que reclamaban la liberación de once detenidos tras el desmantelamiento de campamentos de manifestantes.

Ante la llegada de los representantes de la Unasur, dirigentes de la MUD han reconocido que buscarán reunirse con ellos para explicarles e informarles el estado en el que se ha venido negociando para alcanzar la paz.

 nicolasmaduro.org.ve 163
nicolasmaduro.org.ve 163

"Estamos esperando si por fin vienen los cancilleres o no, si llegan nos vamos a reunir con ellos para informarles lo que ha estado pasando con la falta de cumplimiento de acuerdos hecho por Gobierno", comentó a EFE Roberto Enríquez, representante de la MUD en el diálogo.

En tanto, Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo del bloque opositor, adelantó que la MUD no participará de nuevas reuniones hasta que el gobierno chavista muestre algún "gesto" de cambio ante las sucesivas represiones que ha venido empleando en los últimos tiempos.

Por su parte, el presidente bolivariano horas más tarde respondió a la oposición asegurando que no abandonará la mesa de diálogo. Asimismo, el mandatario indicó que el sector opositor recibe presiones de grupos radicales y de gente de "mucho dinero" de Miami que buscan derrocar al gobierno bolivariano.

"Ahora, después de que ellos se sentaron (a conversar), han recibido grandes presiones. Yo lo sé, el problema es que yo sé demasiado. Sé las presiones que han tenido sus familias de los sectores extremistas de Miami, con amenazas incluidas y el poder del dinero; sé la presión que se ejerce desde el lobby extremista del Tea Party (en Estados Unidos)", afirmó Maduro.

De esta manera, mientras el gobierno chavista continúa con la represión y violencia contra los estudiantes, la Unsaur llega a Venezuela con la misión de traer algo de paz a un país que hace más de tres meses que vive en medio de constantes enfrentamientos.