Apenas un año y medio duró el sueño oficial de una compañía estatal de celulares. Con las firmas de Cristina Kirchner, Jorge Capitanich y Julio de Vido, esa ilusión fue enterrada este miércoles por el Decreto 671. En él se oficializa la licitación de la frecuencia para operar 4G, pero también para abrir nuevos espacios en la colapsada red 3G.

Allí, el gobierno nacional reconoce también que esos espacios no serán administrados por la estatal Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Ar-Sat) y Libre.ar, la compañía que tenía previsto lanzar para tal fin.

El texto ordena dejar sin efecto los artículos del Decreto 2426 que hace 18 meses y un día, el 13 de diciembre de 2012, la Presidente firmó para impulsar la creación de una firma estatal de telefonía celular. "El proceso realizado permitió verificar las condiciones de mercado para la prestación de servicios de comunicaciones móviles, estimándose conveniente en esta instancia dejar sin efecto la mencionada instrucción y ordenar a la Autoridad de Aplicación que proceda a la asignación respectiva mediante un proceso de selección de las referidas frecuencias destinándolas a la prestación de los Servicios de Comunicaciones Personales y Radiocomunicaciones Móvil Celular", es toda la explicación que se da al respecto.

Para intentar remediar el más que deficiente servicio que prestan todas las compañías del país, el Gobierno dispuso licitar la porción del espectro 3G que le iba a ser asignada a Libre.ar, así como abrir el primer concurso para instalar la red 4G en la Argentina, único país de la región que aún no la posee.

Las bandas a licitar son las comprendidas entre 698-806 MHz, 1710-1770 MHz y 2110-2170 MHz. Con una anchura que va de los 30 a los 7,5 MHz, también figuran las frecuencias 1890-1900/1970-1980; 830,25-834/875,25-879; 1870-1875/1950-1955; 1890-1905/1970-1985; 1862,5-1870/1942,5-1950; 1880-1890/1960-1970 y 1890-1905/1970-1985. El objetivo es alentar "el ingreso de actores entrantes al mercado de los servicios de comunicaciones móviles, lo que traerá aparejado una mayor competencia y mejor calidad del servicio prestado".

La medida fue anticipada el martes por el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y su par de Economía, Axel Kicillof. Allí, sin rastro alguno de ironía, el titular del Palacio de Hacienda aseguró: "También en el terreno de la telefonía celular esta fue una década ganada".

 162
162