Un polémico aviso de la Provincia responsabiliza a los maestros por el cobro de impuestos adeudados

  162
162

El conflicto docente parecía ya solucionado en la provincia de Buenos Aires. Pero un insólito coletazo surgió en las últimas horas: la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) lanzó una campaña para cobrar deudas impositivas que desató la furia de los sindicatos.

"Los maestros cobran. ARBA tiene que cobrar", fue el polémico slogan que el gobierno bonaerense eligió para promover el plan de pagos con descuentos de hasta el 50% para quienes regularicen su situación fiscal.

La titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, confirmó a la revista La Tecla que ya elevó su protesta al gobierno de Daniel Scioli: "Llamé para oponerme y objetar ese tipo de publicidad. Es una provocación, una afrenta. Nos siguen vapuleando". "La responsabilidad de recaudar es del Estado. Es innecesaria esta clase de publicidades, porque ARBA tiene la obligación de recaudar", recordó.

A fines de marzo, después de casi un mes sin clases, los gremios de la provincia aceptaron la propuesta de llevar a $5.000 el salario básico inicial y de otorgar un incremento de alrededor del 27,6% y 32% para el resto de las categorías. Días después, los sindicatos docentes con representación nacional acordaron un aumento de 28,7 por ciento.

Tras las elecciones de octubre, el ahora ex diputado provincial Iván Budassi asumió al frente de ARBA y emprendió una fuerte campaña en pos de subir la recaudación mediante el cobro de viejas deudas impositivas y controles para que los comercios no evadan impuestos al no entregar facturas.