Durante los funerales del ex presidente sudafricano Nelson Mandela, Thamsanqa Jantjie provocó indignación por su traducción (para sordos) estrafalaria de los elogios del mandatario estadounidense, Barack Obama, y de los nietos del propio Mandela.

En su momento, el "mimo" explicó que era esquizofrénico y, hasta ahora, las investigaciones realizadas por las autoridades sudafricanas no han aportado nada nuevo. Pero aprovechando el revuelo mundial que generó su aparición pública, Livelens lo eligió para difundir su nueva aplicación para difundir videos en internet.

La publicidad comienza con esta frase: "¡Hola, soy Thamsanqa Jantjie, el de los funerales de Nelson Mandela!".

"Créanme, soy un verdadero intérprete profesional en lenguaje de signos", dice, mientras gesticula en paralelo, doblado por una voz femenina que dice: "Yo no hablar lenguaje de signos".

 AFP 163
AFP 163

"Realmente, siento mucho, realmente mucho lo que pasó", continúa, mientras con gestos afirma "¡Yo, una celebridad!".

"Ahora quiero excusarme ante el mundo entero. Ahora hago campaña por el dinero". Al final de la publicidad, Thamsanqa se quita y tira su chaqueta, y empieza a bailar.

"Nunca hubiéramos pensado que nuestro anuncio en video pudiera suscitar tanto interés", se asombra la propia empresa en su página de Facebook.

Según la cadena de televisión estadounidense NBC, el spot fue filmado en febrero pasado, cuando Jantjie realizó una salida del hospital psiquiátrico donde está internado, bajo pretexto de "un acontecimiento familiar".

"Habíamos decidido que el muchacho que protagonizó el peor espectáculo del mundo sería la persona más apropiada", declaró Max Bluvband, director de marketing de Livelens.

"Finalmente,

un hombre esquizofrénico ganó dinero por hacer una bella campaña

. Vemos esto como la salida a una historia triste con un final feliz", concluyó.