En el cotejo de ida entre San Lorenzo y Cruzeiro por los cuartos de final de la Copa Libertadores, Santiago Gentiletti fue el encargado de abrir el marcador con un certero cabezazo, luego de un envío aéreo de Néstor Ortigoza, cuando la visita se defendía de manera intensa. El día después de marcar uno de los tantos más importantes de su carrera, se presentó en conferencia de prensa y valoró el trabajo grupal.


"Me puso muy contento hacer el gol del triunfo, pero lo más importante es lograr la clasificación. Fue un partido duro, se pararon bien atrás y no podíamos entrar. Igualmente creo que pudimos haber hecho otro más", manifestó el ex Argentinos Juniors, quien controló bien a Júlio Baptista y posteriormente al ingresado Dagoberto en las pocas ocasiones en que los brasileños se animaron a atacar en el Bajo Flores.


Luego de elogiar al volante por el centro que permitió mandar el balón al fondo de la red, analizó el rendimiento colectivo del "Ciclón" en el primer juego y comentó que "hicimos un muy buen partido ante un gran equipo que se vino a defender. Nos llevamos la victoria, que fue el primer paso para viajar más tranquilos a Brasil". Justamente el miércoles próximo, en el Mineirao, se disputará la revancha.


Si bien la gente se embaló con la apertura del marcador y exigió otro gol para encaminar el pasaje a la semifinal, Gentiletti explicó que "Bauza tiene su forma de jugar, como cada entrenador y creo que fue muy importante que no nos hicieran goles", en relación a los cambios poco convincentes en el complemento.


¿Qué debe hacer San Lorenzo en rodeo ajeno para sellar su avance? "Debemos controlar la pelota como ante Gremio y convertir las jugadas de peligro que tengamos, algo que no logramos en Porto Alegre. Si marcamos, será muy complicado para el rival... La clave está ahí y en seguir bien concentrados", sintetizó.