Reuters 163
Reuters 163

El racismo tomó el poder en el fútbol español, y tras el enfrentamiento entre hinchas del Atlético Madrid con Diop del Levante, y la banana arrojada a Dani Alves del Barcelona, salió Joseph Blatter a repudiar los sucesos que empañaron a la Liga.

Tanto el presidente de la FIFA, como las autoridades de la UEFA, criticaron estos actos y señalaron la forma en que deberían ser castigados. Blatter afirmó estar "muy enfadado" por la persistencia de actos racistas dentro de los estadios.

"No hay que cerrar los estadios, hay que quitar puntos o hacer descender a los equipos", señaló el mandamás y recordó que había recomendado estas medidas el año pasado, en el Congreso de la FIFA en Isla Mauricio, según recoge L'Equipe.

La LFP habló de "prevención" con "cursos de formación de obligado cumplimiento para los clubes"Pedro Pinto, jefe de prensa de la UEFA, también habló de la discriminación e informó cuál es la postura que tiene la entidad dirigida por el francés Michel Platini.

"La UEFA y su presidente condenan fuertemente cualquier forma de discriminación, incluyendo los comportamientos racistas recientes en los aficionados de España. UEFA tiene normas y sanciones duras. Para las quejas que se produzcan fuera de nuestra jurisdicción, apoyamos las acciones llevadas a cabo por las autoridades relevantes", sentenció.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP), principal involucrada en las acciones racistas, expresó su "condena enérgica de cualquier acto discriminatorio, violento, racista, xenófobo o intolerante en el ámbito del fútbol", señala en un comunicado.


La LFP advirtió que ya propuso ante la Comisión Antiviolencia en el Deporte sanciones por infracciones graves o muy graves de la ley de 2007 contra la violencia, la xenofobia, el racismo y la intolerancia en el deporte.

"En todo caso, la LFP perseguirá este tipo de comportamientos y anuncia que la prevención de estos sucesos ocupará cursos de formación de obligado cumplimiento para todos los clubes asociados a la LFP", concluye.

Mientas las autoridades condenan y planifican soluciones, los futbolistas siguen con sus campañas para frenar la exclusión. El brasileño Dani Alves subió a su cuenta de Instagram un video en el que toca la guitarra y canta contra el racismo.

El lateral brasileño entonó una canción acompañado de un mensaje en el que insistió en la igualdad de todas las personas. Para ello usó los hashtags #somostodosiguais #somostodoshumanos y #todoscontraoracismo.