AFP 163
AFP 163

Tras una ola de ataques cibernéticos a medios independientes y opositores, el Tribunal Electoral (TE) dispuso el viernes protecciones adicionales en materia de seguridad. El organismo electoral pudo recuperarse de un "tráfico mal intencionado de consultas" en su página electrónica que impidió que estuviera disponible durante varias horas.


Hace varias semanas un análisis forense del TE detectó que otra invasión cibernética para la sustracción de datos sensitivos provenía de la IP de un servidor del Ministerio de Comercio e Industrias en las provincias centrales de Herrera y Los Santos. Pese a ello, voceros del gobierno del presidente Ricardo Martinelli y dirigentes del oficialista partido Cambio Democrático (CD) negaron haber contratado a hackers o piratas para alterar el proceso electoral.


La SIP pidió una investigación sobre los ataques informáticos a la TV

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) pidió a las autoridades panameñas una investigación sobre los masivos ataques electrónicos a la Televisora Nacional (Canal 2), que se interpretan como una amenaza a la libertad de prensa en el contexto electoral.


Por otro lado, ciudadanos denunciaron la violación de la privacidad en sus hogares debido a que en horas de la noche son sometidos a un "bombardeo" de llamadas telefónicas con grabaciones y mensajes de candidatos para instarlos a votar. Las avenidas y espacios públicos en la Ciudad de Panamá están repletas de banderas y costosos afiches de figuras que aspiran a ocupar cargos públicos.


Sin embargo, este sábado, un día antes de los comicios, ningún medio puede transmitir cuñas políticas, por orden del TE, con el objetivo de que los 2,4 millones de panameños habilitados para votar reflexionen en un ambiente de sosiego, antes ejercer el derecho al sufragio el domingo.


Las fuerzas policiales, bajo el mando del órgano supremo de elecciones, custodian los centros de votación y la sede de la Junta Nacional de Escrutinios, en procura de un proceso pacífico, transparente y democrático, señaló el magistrado presidente del TE, Erasmo Pinilla. Para garantizar la calma el TE prohibió las manifestaciones públicas y la propaganda el domingo, así como portar armas, la venta, el traspaso y consumo de bebidas alcohólicas en lugares públicos y particulares, con excepción de los hoteles.