El Gobierno ratificó su denuncia sobre la "militarización británica del Atlántico sur"

Luego de que Londres asegurara que la acusación es "obviamente falsa", la cancillería reafirmó su postura. "La de Monte Agradable constituye la mayor base militar existente al sur del paralelo 50° sur", advirtió

  162
162

"La Argentina niega que el despliegue militar británico sea de naturaleza puramente defensiva. Ni la magnitud de las fuerzas apostadas en el archipiélago ni la relevancia estratégica de las islas en el despliegue de poder global del Reino Unido se condicen con tales pretensiones defensivas", argumentó la Cancillería.

Más temprano, el ministro de Foreign Affairs para América Latina y las Malvinas, entre otras regiones, Hugo Swire, había asegurado: "Las afirmaciones de que las Islas Falkland (Malvinas) son una 'base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur' o de que representan una amenaza militar para la región son obviamente falsas: la presencia militar británica es de naturaleza puramente defensiva y el número de fuerzas británicas ha decrecido hasta el mínimo necesario para defender las Islas". Lo hizo en rechazo a las declaraciones que la presidente Cristina Kirchner hizo durante la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso.

"La de Monte Agradable constituye la mayor base militar existente al sur del paralelo 50° Sur. Cuenta con dos pistas aéreas transcontinentales y un importante centro de comando y control y una base de inteligencia electrónica que permite monitorear el tráfico naval y aéreo del Atlántico Sur y gran parte de América del Sur, una zona de paz, declarada libre de armas nucleares", advirtió la Cancillería.

Y agregó: "El despliegue de la Real Fuerza Aérea en las Islas incluye aviones de combate de cuarta generación (los Eurofighters Typhoon), equipados con misiles crucero capaces de alcanzar gran parte del Cono Sur. Los recientes ejercicios militares, reconocidos por el propio Reino Unido, se convirtieron en una ostentación más de su presencia militar en la región".

La conclusión fue tajante: "El verdadero objetivo estratégico de la base militar establecida en las Islas Malvinas es contar con un centro de apoyo para el despliegue militar británico a escala global".

Asimismo, la Cancillería afirmó que "la presencia militar británica en el Atlántico Sur es motivo de preocupación no sólo para la Argentina, sino que la opinión es compartida por la región toda", y recordó los pronunciamientos que en ese sentido hicieron el Mercosur y la Unasur, además de la Cumbre Iberoamericana, la Cumbre de Países Sudamericanos y Países Árabes (ASPA) y la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur.