162
162
 162
162

Tras la derrota sufrida en Asunción, Vélez recibió a Nacional por la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores. La intensa lluvia que tiñó de gris al José Amalfitani auguraba un futuro oscuro para la visita, dado que la escasa diferencia en el resultado, junto con el potencial ofensivo del dueño de casa, posicionaba al local como favorito a quedarse con el boleto a la siguiente instancia.

Naturalmente, desde que el brasileño Sandro Meira Ricci inició el espectáculo, los conducidos por José Flores intentaron llevar el partido al área de Ignacio Don, aunque la férrea defensa paraguaya atentaba contra los deseos locales.

Recién a los 22 minutos, Lucas Pratto consiguió enviar un pase entrelineas para que Jorge Correa quede mano a mano frente al arquero rival, pero "Coco" no definió de la mejor manera, y la rápida respuesta de "Nacho" evitó el gol del "Fortín". Con paciencia los del "Turu" arrinconaban a su adversario.

En el complemento, el nerviosismo se adueñó del elenco de Liniers, y la tranquilidad que mostraba en la primera etapa se fue desvaneciendo. Los remates de larga distancia de Mauro Zárate no parecían ser la herramienta más eficiente para quebrar el cero y las recriminaciones de sus compañeros no se disimulaban.

De todos modos, a falta de un cuarto de hora, Fabián Cubero se proyectó con decisión y habilitó a Correa, quien de primera marcó el 1 a 0 para el delirio "velezano". Los penales y la victoria seguían estando vigentes, pero en un descuido se modificó el previsible desenlace.


Unos instantes después, una falta de Lucas Romero, quien estaba amonestado, derivó en penal y expulsión para que el panorama sea completamente adverso al esperado. Desde los doce pasos, Silvio Torales dejó inmóvil a Sebastián Sosa y marcó el 1 a 1, para que el aroma a hazaña se instale en el barrio porteño.


Pero las emociones no iban a cesar en la fría noche bonaerense. Con una demostración notable de destreza, habilidad, precisión y técnica, el "Coco" Correa convirtió un golazo para que las esperanzas retomen en el "Fortín". A falta de cinco para el final, el volante la colgó del ángulo e impuso el 2 a 1. El resultado no daba lugar a especulaciones para las últimas escenas del encuentro.


La expulsión a Héctor Canteros, y la desesperada idea del guardameta uruguayo de ir a buscar un cabezazo salvado en un tiro de esquina le dio la posibilidad a Derlis Orué de festejar el 2 a 2 y la histórica clasificación de Nacional a los cuartos de final del torneo continental, donde enfrentará a Unión Española o Arsenal. El peor equipo de los clasificados de la fase de grupos eliminó al más eficaz. Una vez más el fútbol rompió con los pronósticos y despidió a Vélez de la Copa Libertadores de América. La fiesta en el José Amalfitani se postergó hasta el recital de One Direction.

Por Fernando Taveira - ftaveira@infobae.com