BID: "Si Latinoamérica mejora su productividad, en la próxima década podría crecer al 5,6%"

 Reuters 163
Reuters 163

Ruiz explicó que si en los siguientes 10 años los países latinoamericanos implementan reformas que ubiquen su productividad en los niveles actuales de los Estados Unidos, cada nación aumentaría 1,8 puntos su crecimiento anual.

"La tasa de crecimiento se aceleraría 1,8 puntos, y en vez de crecer al 3% anual, volveríamos a crecer durante los próximos diez años al 4,8%", comentó.

De acuerdo con Ruiz, este escenario de mejora de la productividad provocaría un proceso de integración regional que, a su vez, produciría un "bono adicional" de crecimiento de 0,8 puntos, lo que situaría la tasa anual total de la región en el 5,6 por ciento.

Para el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los principales factores que sitúan la productividad en niveles "bajos" son el "altísimo grado de informalidad" (economía sumergida), la fragmentación de las economías y la falta de acuerdos interregionales.

"La proporción de comercio entre industrias de la región se halla en torno al 17%, frente al 90% del Nafta (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) y el 80% de la Unión Europea", precisó.

Para subsanar el déficit de productividad, Ruiz habló de la necesidad de apostar por una educación de "calidad", centrada en la potencialidad del capital humano y la importancia de una reforma fiscal, así como la imprescindible inversión en transporte en una región con un "brutal" déficit en infraestructura.

Según explicó, "en la actualidad América Latina invierte en infraestructura 2,5 puntos de su PIB, frente a los seis que destinan los países asiáticos".

Con respecto a la medida en que la mejora de la economía estadounidense puede afectar en América Latina, Ruiz aseveró que el crecimiento del país norteamericano influye "positivamente" en el de la región. Aunque al mismo tiempo precisó que puede tener algunos aspectos negativos derivados de la consecuente retirada de estímulos monetarios.


Mejor que antes

El economista del BID considera que, pese a que la reducción de los estímulos aumenta el tipo de interés y por tanto, el costo de acceder a los mercados internacionales, este escenario no afecta a América Latina "tanto como ocurrió en el pasado".

"En el pasado, cuando se producían situaciones en las que el tipo de interés internacional subía, América Latina tenía dificultades para endeudarse fuera, y parte del capital que estaba dentro salía porque los fundamentos de la región eran malos", sostuvo Ruiz.

Sin embargo, actualmente "el panorama no es tan arriesgado" debido a la "mejora de los fundamentos económicos como región" y a la entrada de la inversión directa.

"Una gran parte del capital que ha entrado en la región en los últimos tiempos

no es deuda, sino inversión directa.

América Latina ha estado recibiendo durante una gran parte de los últimos diez años flujos de inversión directa que equivalen a

3 puntos del PIB

de la región", concluyó el especialista del BID.