162
162
 162
162

La canonización de Juan Pablo II y de Juan XXIII fue un hecho mundial, de eso no hay dudas. "Fue un día importante para la Iglesia y para el mundo; sus figuras van más allá de los límites de la Iglesia católica", aseguró monseñor Guillermo Karcher, mano derecha del Papa.

"La cantidad de fieles en la Plaza San Pedro superó todas las expectativas, llegó hasta el río; estaban todos los puentes llenos de gente; calculamos un millón de personas tranquilamente", expresó el sacerdote.

Oficial de protocolo y ceremonial del Vaticano, Karcher es una de las personas más cercanas al Papa. En diálogo con InfobaeTV reveló que el Santo Padre lleva una vida muy ordenada. "Se levanta a las 4:30 y se acuesta entre las 22 y las 22:30; recibe a mucha gente y además tiene un trabajo intenso a nivel de la curia romana".

Monseñor Karcher contó que después de la misa en la capilla de Santa Marta, el papa Francisco "desayuna, luego le llevamos noticias de todos el mundo, charlamos... y arranca su día". "Él maneja su agenda, Bergoglio se organiza la vida solito", señaló.

Sobre su contacto con la gente y las expectativas que se generan en torno a su vínculo personal con distintos actores de la vida política argentina, Karcher afirmó: "Hay mucho de fantasía; mantiene la relación de antes con la gente, eso no ha cambiado".

Más allá de las actitudes y de sus gestos, el monseñor Karcher destacó el rol de Bergolio como conductor de la Iglesia católica. "En menos de un año ya aprendió a ser Papa", reflexionó.

La entrevista completa a uno de los colaboradores más cercanos al Sumo Pontífice.

MONSEÑOR GUILLERMO.mp4