Reuters 163
Reuters 163

Separatistas armados en la ciudad de Slaviansk, en el este de Ucrania, han secuestrado este viernes un autobús en el que viajaban observadores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), según ha informado el ministro del Interior ucraniano.

Los siete representantes de la OSCE, junto a cinco miembros de las Fuerzas Armadas ucranianas que los acompañaban, fueron llevados al edificio de la Agencia de Seguridad del Estado (SBU) de la ciudad, ocupada por los separatistas prorrusos.

"Las negociaciones para su liberación están en marcha", afirmó un comunicado oficial, informa la agencia Reuters.

Los insurgentes afirman que dentro del grupo retenido hay un "espía" militar del gobierno de Kiev. "Tenemos información de que entre los detenidos hay un empleado de la inteligencia militar de Kiev", afirmó Vyacheslav Ponomaryov, alcalde de facto de la ciudad de Slaviansk.

"Es inapropiado que gente que viene aquí como observadores de la comunidad europea traigan con ellos a un verdadero espía", añadió.

Slaviansk es el bastión prorruso en el este de Ucrania. Se trata de una ciudad de más de 100.000 habitantes al norte de Donetsk. El lugar está controlado por hombres armados; algunos de ellos, encapuchados y con uniformes sin insignia. Se ha convertido en el bastión de los separatistas prorrusos del este de Ucrania. Esta región busca seguir el camino de Crimea, la península ucraniana que logró declararse independiente –de manera ilegal, para Occidente– y luego anexarse a Rusia.

Hombres armados controlan la zona y elevaron la tensión a los niveles más altos desde el fin de la Guerra Fría. De hecho, los tropas rusas esperan amenazantes en la frontera y prometen intervenir si la "operación antiterrorista" de Kiev afecta "algún interés" de Moscú.

En esa misma ciudad estuvo secuestrado el periodista estadounidense Simon Ostrovsky.