AP 163
AP 163
 163
163

El periodista cubría el conflicto en Ucrania desde hacía semanas. Su último mensaje en su perfil de Twitter es del lunes, donde contó que una mujer que trabajaba con los separatistas los llamó "mentirosos" y pidió a los reporteros donaciones para los funerales de milicianos que habían muerto en disturbios durante el fin de semana.

Rusia y Ucrania habían acordado en Ginebra, con el patrocinio de los EEUU y de la Unión Europea, el desarme de los grupos ilegales que operan en el este ucraniano, cerca de la frontera rusa. Sin embargo, en los hechos, los separatistas continúan con sus abiertos desafíos a las autoridades de Kiev.

Ostrovsky estuvo retenido en Slaviansk, ciudad de más de 100.000 habitantes al norte de Donetsk. El lugar está controlado por hombres armados; algunos de ellos, encapuchados y con uniformes sin insignia. Se ha convertido en el bastión de los separatistas prorrusos del este de Ucrania.

El miércoles, la vocera del Departamento de Estado de EEUU, Jennifer Psaki, expresó su preocupación en un comunicado. "Llamamos a Rusia a utilizar su influencia en esos grupos para garantizar la liberación inmediata y segura de todos los rehenes en el este de Ucrania", insistió la vocera de la diplomacia estadounidense. "Hemos comunicado nuestras inquietudes a los responsables ucranianos, que trabajan con las autoridades locales para intentar traer la calma a Slaviansk y sus alrededores", dijo.