EFE 163
EFE 163

Fuentes consultadas del Gabinete de Seguridad mexicano,citadas por el diario Excelsior. explicaron que personas identificadas con la mafia cubano-americana fueron cediendo el manejo de esta actividad a Los Zetas, como consecuencia del pago de "derecho de piso" o de enfrentamientos en los que fueron perdiendo a sus principales operadores.

Uno de estos ejemplos es el de Yandris León Placía, quien era investigado por autoridades de México y de los EEUU como uno de los principales operadores del tráfico de personas desde la isla caribeña hacia los Estados Unidos, con un centro de operaciones en Isla Mujeres.

El traficante de cubanos estuvo al frente de esta actividad hasta el 8 de octubre de 2012, cuando fue asesinado en una calle de Cancún, en medio de la disputa con Los Zetas por el cobro de "derecho de piso" y las extorsiones que ya le cobraban a los cubanos ilegales en México.

Antes del homicidio de León Placía, otro cubano-estadounidense vinculado con el tráfico de indocumentados, identificado como Oniel Torna Rosado, sufrió un ataque con un arma de fuego, del que resultó sólo con lesiones en una pierna. Y tras esto, al parecer, las autoridades le perdieron el rastro.

Posteriormente fue asesinado Humberto Febles Santana, presunto cómplice de León Placía en el traslado de los cubanos de Isla Mujeres hacia los Estados Unidos.

Las fuentes explicaron que el tráfico de ilegales cubanos opera a partir del pago que familiares realizan en el Estado de Florida a los grupos de la mafia cubano-americana, para sacar a las personas de la isla.

El traslado y recorrido de aproximadamente 150 kilómetros se realiza principalmente en lanchas rápidas y, ocasionalmente, en yates con matrículas de Florida, para evadir a las autoridades mexicanas.

El

pelotero de Los Dodgers, Yasiel Puig,

pudo haber sido víctima de estos grupos de traficantes de personas cuando logró salir de

, de acuerdo con una investigación realizada por

ESPN Magazine

y

Los Angeles Magazine,

que aparecerá en mayo.