Samsung abrió un museo dedicado a la historia de la innovación tecnológica

El edificio de casi 11.000 metros cuadrados en Suwon tiene como fin exhibir inventos relevantes y servir como inspiración para futuros avances. Allí, además de dispositivos de la firma, se pueden ver artefactos como ver el telégrafo inalámbrico de Marconi, prototipos de heladeras y el primer celular

  162
162
  162
162
  162
162
  162
162
  162
162

El gigante de la electrónica Samsung inauguró hoy en su sede central al sur de Seúl un museo dedicado a la innovación tecnológica, que ofrece un recorrido histórico a través de inventos como la bombilla, el telégrafo o los primeros teléfonos móviles.

Ubicado en la denominada "Ciudad Samsung", en la localidad Suwon (sur de Seúl), el Samsung Innovation Museum (S/I/M) reúne "una colección de obras maestras históricas sobre la innovación en electrónica", según explicó el vicedirector ejecutivo de la empresa surcoreana, Oh-Hyun Kwon, en un comunicado.

La inauguración del museo, que cuenta con 10.950 metros cuadrados repartidos en tres espacios principales, coincide además con el 45° aniversario del fabricante del recientemente lanzado Galaxy S5.

El objetivo es mostrar a los visitantes el origen de la tecnología empleada actualmente y "servir de inspiración" para futuras innovaciones, señaló el representante del primer fabricante mundial de teléfonos móviles.

El museo está organizado de forma cronológica. En la primera parte, llamada "La era de los inventores" se exhiben más de 150 objetos históricos de entre los siglos XVIII y XX, entre ellos el telégrafo inalámbrico de Gugliemo Marconi (1896), una bombilla de filamentos de Thomas Edison (1900) o los primeros prototipos de lavarropas y de heladeras.

El segundo espacio, "La era de la innovación de la industria", está dedicado a los "tres pilares principales" de la industria moderna de la electrónica de acuerdo con la visión de Samsung: chips semiconductores, pantallas y tecnología móvil. Finaliza con los primeros modelos de teléfono móvil fabricados por compañías como Intel, Sony, Sharp, Nokia o Motorola.

Este sector incluye piezas de coleccionista como el DynaTAC 8000X, el primer teléfono móvil de la historia comercializado por Motorola en 1983, o el Simon Personal Communicator, desarrollado por IBM y BellSouth en 1994 y considerado el primer smartphone gracias a su pantalla táctil y ser capaz de gestionar correos electrónicos o faxes.

La última parte del museo, "La era de la creación" se centra en la "visión de futuro" de Samsung y muestra algunos de sus últimos productos y prototipos de la empresa surcoreana, como su "televisión curva" o los sistemas inteligentes para el hogar, la sanidad o la educación, según informó la compañía.

Asimismo, el Samsung Innovation Museum le dedica una sección a la historia de la empresa, donde los visitantes pueden conocer sus orígenes y su crecimiento con el paso del tiempo a través de un proceso de "prueba y error".