dctvny.org 163
dctvny.org 163

Luego de la masiva llegada de inmigrantes que se produjo a inicios de 2013 en España, las autoridades policiales de ese país intensificaron los operativos contra las organizaciones delictivas provenientes de América Latina. Los últimos en caer fueron los "Bloods" en Barcelona, que directamente fueron desarticulados según la opinión de los Mossos d'Esquadra, la policía catalana.

La grave crisis económica y el altísimo desempleo juvenil, que a principios de 2014 llegó al 53,6% en el país presidido por Mariano Rajoy, tuvieron una fuerte incidencia en la expansión de estos tentáculos del crimen organizado, que también reclutan a inmigrantes ilegales africanos para ayudarlos a cometer sus delitos.

El narcotráfico y los robos representaban la mayor fuente de ingresos para los "Bloods", que también se dedicaban a la extorsión y el secuestro para incrementar la cantidad de dinero que ocultaban. Otros delitos por los cuales se los acusa son los de asociación ilícita, lesiones, amenazas, coacciones y tenencia ilegal de armas.

Además de Cataluña, hasta principios de 2010 este grupo criminal había logrado hacerse fuerte en otras plazas españolas como Madrid, Valencia y Alicante. Esta banda, cuyo origen a nivel mundial se produjo a mediados de 1972 en Los Ángeles, reclutaba integrantes desde los 14 años de edad, quienes "marcaban" su territorio haciendo pintadas y graffitis. Pero en caso de que este método no funcionase, recurrían a la violencia para evitar que otros grupos se adueñasen de su zona.

Los colores que identifican a los "Bloods" son el rojo y el blanco, y tienen un cabecilla al que internamente se conoce con un número de tres cifras. Y debajo de éste se ubican sus lugartenientes, apodados con números de dos cifras.

Todos ellos cuentan con un rol dentro de la organización: mientras algunos controlaban el tráfico de drogas, otros se ocupaban de aplicar los castigos. También estaban aquellos que impartían la doctrina del grupo, y un cuarto grupo se ocupaba de garantizar la protección del líder: eran los denominados "Ángeles de la guarda", quienes por su labor gozaban de un gran respeto entre sus cómplices.

 163
163

Otra agrupación de delincuentes que sufrió en España un duro golpe hace muy poco tiempo, aunque todavía sigue muy activa, es la de los "Latin Kings". Su facción más peligrosa, los Almighty Latin Kings Nation (ALKN), padeció a fines de marzo pasado el descabezamiento de su cúpula por parte de la Policía catalana con el arresto de 30 de sus integrantes.

Los ALKN se dedican, principalmente, a introducir droga desde América Latina para luego venderla en discotecas y prisiones. Aunque también recaudan con el tráfico de armas, la extorsión y sus violentos robos.

Con un total de 900 miembros, en su mayoría ecuatorianos, los "Latin Kings" se asentaron en Cataluña en 2002 y cuatro años más tarde se dividieron en tres ramas: los mencionados ALKN; los ALKQN; y la Unión de Culturas, a cuyos integrantes despectivamente se denomina "torcidos".

La "casa matriz" de los ALKN se encuentra en Barcelona, donde mandaba un líder conocido como "Babywhite". Pero también hay filiales que operan en Madrid, las Islas Baleares, la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.


Las maras, también presentes

A pesar de que las investigaciones comenzaron a finales de 2012 cuando un joven fue gravemente apuñalado en el puerto de Alicante, el primer operativo policial en territorio español contra la Mara Salvatrucha, originaria de El Salvador, recién se concretó a fines de marzo de este año con la detención de 35 personas.

Pero a diferencia de lo que suele suceder con otras bandas en suelo ibérico, que nacen por imitación de los grupos creados al otro lado del Atlántico, la MS-13 (como también se conoce a la Mara Salvatrucha) directamente envió desde el país centroamericano a dos de sus cabecillas para establecer "sucursales" en Barcelona y Alicante, además de tentáculos en Madrid, Girona y Tarragona.

Al igual que en el continente americano, dos de las mayores actividades ilícitas de la MS-13 son el narcotráfico y el blanqueo de dinero. Sobre este último ítem estaban realizando gestiones para abrir bares y restaurantes en la mencionada Alicante, aunque finalmente no concretaron este proyecto. Y también obtienen muy buenos ingresos con los robos que cometen.

Dentro de España, las maras se mueven con una estructura piramidal perfectamente jerarquizada, en la que cada uno de sus integrantes ya tiene sus tareas detalladas, y en la que reporta al jefe que maneja cada "clica" o célula provincial. A su vez estas clicas dependen de una dirección nacional, y se comunican entre ellas a través de interlocutores.

 AP 163
AP 163

El listado de mafias de origen latinoamericano que operan en la puerta de entrada a Europa también incluye a los "Black Panthers", que al igual que los "Latin Kings" nacieron en Cataluña en el año 2002. Otra similitud con otra banda latina, aunque en este caso los "Bloods", son los códigos numéricos de sus miembros para dificultar la persecución de las autoridades.

Integrada principalmente por dominicanos, el negocio más lucrativo para este grupo criminal es el tráfico de drogas, en especial de marihuana, pero su "caja" también recibe efectivo proveniente de los violentos robos, extorsiones y secuestros que llevan a cabo.

Sin embargo, esta agrupación caribeña organizada jerárquicamente también sufrió un fuerte golpe a sus aspiraciones en febrero de 2013, cuando 31 de sus miembros fueron arrestados en Barcelona. Además de los clásicos delitos, una de las acusaciones en su contra fue por amenazas de muerte a aquellos miembros que quisieran dejar la banda o no pagar la obligatoria cuota mensual.

 Stephen Shames 163
Stephen Shames 163

Menos de una semana antes del procedimiento policial contra los "Black Panthers", también les llegó el turno a los "Trinitarios". También con mayoría dominicana, secundada por venezolanos y cubanos, son una escisión de los "Latin Kings" y la organización criminal latina más activa en Madrid, donde despliega sus actividades en diversos territorios.

Algunos de los numerosos delitos que figuran en el prontuario de sus integrantes son los de narcotráfico, tenencia ilícita de armas, violentos robos y extorsión. Según la investigación policial, la actividad de los "Trinitarios" se había incrementado durante los últimos meses y por eso estaban tratando de crear una estructura estable en Tarragona.

Su

brutal código de conducta

interno incluye 300 palazos en el cuerpo si el "soldado" comete una infracción leve -faltarle al respeto a un superior, por ejemplo-; 844 si la falta es muy grave -no acatar una orden-; e incluso la

muerte

-del infractor o algún familiar- en caso de

deserción o que delate

a la Policía al resto de sus colegas.