Mientras en San Lorenzo lograron despejar momentáneamente su tensión por el complicado presente en la Copa Libertadores, gracias a la ansiada firma del acuerdo con el hipermercado para crear el nuevo estadio en Boedo, la realidad volvió a 'golpearles' la puerta y las noticias no son para nada buenas (aunque quizá sí esperadas). Se trata de lo que podría ser la sanción de la CONMEBOL por el escandaloso final que protagonizaron en Ecuador luego de que Independiente del Valle les empatara el encuentro sobre el final.

Ya de antemano la entidad 'azulgrana' sabría que los esperaría un complicado panorama, como consecuencia del duro informe del árbitro Carlos Amarilla, quien acusó a tres futbolistas (Fabricio Fontanini, Leandro Romagnoli y Ángel Correa) más dos integrantes del cuerpo técnico (el asistente José Dileo y el preparador físico Bruno Militano) de insultarlos y tildarlos de "ladrones".

Si bien se espera aún la resolución final del expediente que les abrió la CONMEBOL luego de esto, en las últimas horas trascendió lo que sería el duro castigo. Se trata de una sanción de cinco jornadas para los involucrados. De esta manera, si el 'Ciclón' consiguiera su 'milagroso' pase a Octavos y continuara avanzando en su sueño 'copero', recién podría contar con sus tres futbolistas en las Semifinales (dependiendo de cuándo se oficialice la sanción –si antes o después del definitorio duelo ante Botafogo- podrían ser incluidos en la ida o la vuelta de dicha instancia).


RECORDÁ LOS INCIDENTES