El 24 de mayo del 2000, Juan Román Riquelme recibía de espaldas en mitad de cancha de la 'Bombonera' y le metía un caño increíble a Mario Yepes, defensor de River. Aquella jugada es recordada aún hoy como una de las mejores de los Superclásicos y se repite constantemente para recordar las genialidades del '10'.

Este domingo, con otro presente y con el 'olor' de estar jugando su último choque ante el "Millonario", el enganche se despachó con otro 'túnel' que emocionó a los hinchas. A poco de comenzado el encuentro, el '10' recibió en mitad de cancha y para sacarse la marca de Carlos Carbonero de encima utilizó ese 'exquisito' recurso. Para colmo, la jugada casi termina en gol de Juan Manuel Martínez. Romance eterno.