162
162

La ola de inseguridad que se acrecentó en los últimos meses llegó al ámbito de la Iglesia. En esta oportunidad la víctima fue un hombre muy cercano al Papa Francisco, quien fue brutalmente atacado por delincuentes el sábado pasado cuando salía de su casa en la ciudad de Buenos Aires.


Se trata de Carlos Accaputo, quien preside la Pastoral Social porteña y es la mano derecha del Sumo Pontífice en la relación con políticos y organizaciones. Tras el ataque casi le rompen la nariz, reseñó el diario Clarín.


El sacerdote asistió anoche al Auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA donde la Pastoral Social celebró el aniversario del primer año de Francisco al frente del Vaticano. En su cuenta de Twitter, el vicepresidente 1° de la Legislatura Porteña, Cristian Ritondo, dio a conocer la imagen en la que puede verse al padre Accaputo con señales de la brutalidad del ataque.


El dirigente del PRO mostró en la red social su indignación con el asalto: "La violencia y la barbarie de los delincuentes no respeta a nada ni nadie. El rostro del P. Accaputo así lo demuestra".